¿Usar aminoácidos en agricultura?

¿Cuándo hay que utilizarlos?

El ahorro de energía que nos supone el uso de aminoácidos nos puede ser muy útil para utilizarla en las etapas críticas como son:

  • En el arranque posterior al reposo vegetativo.
  • En los estadios de formación de flores y diferenciación de yemas.
  • En el cuajado y maduración del fruto.
  • Y sobre todo cuando las plantas están estresadas por factores externos o medioambientales como:
    • Carencias nutricionales.
    • Desequilibrios hídricos.
    • Sequías. * Bajas temperaturas.
    • Heladas o granizadas.
    • Aplicación de herbicidas de post-emergencia.
    • En el transplante o tras injertar.
    • Fitotoxicidades causadas por usos incorrectos de herbicidas o pesticidas.
    • Enfermedades fúngicas o víricas.

En resumen, con la aplicación de aminoácidos en un cultivo conseguimos importantes incrementos de producción, adelanto y homogeneización de la maduración con mayor calidad y sabor en los frutos, mayor contenido en azúcares, plantas mas resistentes a heladas o cualquier factor externo que puede influir negativamente en el buen desarrollo de la plant