Todo sobre los ácidos humicos en flores

 

Los ácidos húmicos (AH) extraídos de la composta y del suelo de chinampa de 4 tratamientos seleccionados de las parcelas donde se estableció un cultivo de zempasúchil (Tagetes erecta L.), se caracterizaron con el objetivo de explicar su efecto mejorador a través de su análisis por espectroscopía visible, espectroscopía infrarroja con transformada de Fourier (FTIR) y por electroforesis.

En el suelo de cada uno de los tratamientos se obtuvieron las curvas de mineralización del carbono como un índice para estimar la estabilidad de la materia orgánica. Los resultados mostraron que la mayor condensación de la materia orgánica del suelo (MOS) correspondió al tratamiento control, seguidos por el tratamiento AH (240 mg kg-1), tratamiento con composta (120 mg kg-1) y tratamiento con ácido láctico (3.4 L m-2).

Los espectros FTIR indicaron la presencia de formas poco alteradas de lignina, típicas en los AH de la composta, en los AH aislados de los suelos en que se obtuvieron altos rendimientos de la cosecha. En estos suelos, también dominaron características indicativas de AH poco evolucionados, de reciente formación, provenientes de la alteración sencilla de macromoléculas vegetales.