Murciélagos para proteger viñedos

Murciélagos para controlar la polilla de racimo

Los murciélagos se convierten en una solución para controlar la polilla del racimo.

Desde el año 2014, el Instituto Bodegas Enguera de Viticultura Mediterránea (IVM) está llevando a cabo un estudio cuyo fin es combatir una de las plagas de la viña de mayor importancia en la Comunidad Valenciana, como es la polilla de racimo, utilizando como aliado el murciélago, uno de los mayores depredadores de este tipo de insectos.

 

Este centro de investigación puso en marcha un plan de conservación de los murciélagos en los viñedos pertenecientes a Bodegas Enguera, ya que estos mamíferos voladores son capaces de ingerir más de 1.000 insectos en una hora. Así, se distribuyeron por los viñedos tres modelos de cajas nido con el propósito de acoger colonias de cría de murciélago. También se adaptó una casa en desuso ubicada en el corazón del viñedo de Fontanars para albergar colonias de hibernación.

 

De este modo, se busca controlar la población de polilla del racimo, a la vez que se mejoran las condiciones de vida de las especies de murciélagos presentes en la Comunidad Valenciana, algunas de las cuales son vulnerables de extinguirse debido a la ausencia de refugios y la desinformación ciudadana.

 

Tres años después de la puesta en marcha de este proyecto, los investigadores del IVM han contrastado un incremento de la población de murciélagos en los viñedos de Bodegas Enguera y este año comenzarán a analizar la dieta de estos mamíferos para comprobar la cantidad de polillas que devoran y, de esta forma, confirmar si realmente contribuyen a la merma de la polilla del racimo.

 

Autor: Adrián Martínez